Un esbozo de diccionario de verbos en español desde la perspectiva de la estructura argumental. Una reflexión general sobre la naturaleza sintáctica, léxica y semántica de los verbos

Hilda Albano, Ana Belluci, Angélica Vaninetti, Nuria Gómez Belart, Marcelo Videtta, Melisa Ortiz, Marco Luccón, Javier Barquet

Resumen

Sobre la base de un aprendizaje significativo de la lengua, el objetivo de la investigación, cuyos destinatarios son, fundamentalmente, traductores, correctores, profesores de lengua española y personas interesadas en la problemática de la lengua, fue evaluar la relevancia semántica de los verbos a partir de un cuerpo de datos constituido por 150 verbos extraídos del Diccionario de la RAE (2014). El estudio se realizó desde la perspectiva sintáctico-léxico-semántica, puesto que esta determina las funciones sintácticas necesarias para formar una oración correcta. De cada verbo se consideraron las seis primeras entradas y se excluyeron las locuciones verbales y metafóricas, y se incluyeron únicamente verbos transitivos, intransitivos y pronominales.
Se partió de la clasificación de papeles temáticos de V. Demonte (1990:125), quien —sobre la base de la terminología de Vendler-Dowty (1967) — plantea cuatro características inherentes del verbo y añade una taxonomía de rasgos combinatorios mínimos de [actividad / resultado] para cada clase, a saber: REALIZACIONES [+ actividad, + resultado]; ACTIVIDAD [+ actividad, -resultado]; LOGRO [- actividad + resultado] y ESTADOS [-actividad, -resultado].
Del análisis surgieron inevitables dudas en cuanto a la determinación de ciertos rasgos, entre ellos el rasgo mínimo que distinguiría la realización del logro. Cotejados varios casos, se decidió desdoblar la estructura eventiva de logro en: logro absoluto y logro relativo. Por ejemplo, en Explotó una bomba, el logro es absoluto, pero en Descubrió una cueva, el logro se obtiene a partir de un proceso, es decir, de una realización. El texto refiere un descubrimiento no esperado. Sin embargo, en Descubrió la/esa cueva, con la presencia de un determinante, se infiere la existencia previa de la cueva y su hallazgo.
Por otra parte, se han sumado al análisis los rasgos morfológicos y aspectuales del verbo además de determinantes (artículos y cuantificadores). Por ejemplo, “bailar” es un verbo de actividad que requiere Agente y Tema: Clara baila; Clara baila zambas. En Clara bailó una zamba con verbo en pasado simple o compuesto es verbo de realización, pero en Clara bailó la/esa zamba la presencia de un determinante orienta el rasgo de logro.

Palabras clave

Núcleos léxicos predicativos; Papeles temáticos; Posiciones sintácticas; Transferencia; Aprendizaje significativo.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.