Validez de los descriptores de competencia comunicativa establecidos por CELU y DELE en función de los correspondientes exámenes de certificación de dominio

Haydée Nieto, Claudia Fernández, María Luz Callejo, Viviana Santillán

Resumen

Los dos exámenes de ELE (Español como Lengua Extranjera) más prestigiosos que se toman en Argentina —el CELU (Certificado de Español Lengua y Uso), diseñado e implementado por un consorcio de universidades nacionales con el aval del Ministerio de Educación, y el DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera), creado por el Instituto Cervantes de España— se inscriben dentro de la gramática funcional (M. K. Halliday) basada en el principio de que la estructura fonológica, gramatical y semántica de la lengua está determinada por las funciones sociales que cumple. Sin embargo, los exámenes no conciben el dominio del español como lengua extranjera de la misma manera, y por ello los descriptores que utilizan para la evaluación son diferentes en varios aspectos: cantidad de niveles que certifican, componentes que se incluyen para cada nivel, profundidad en su definición. Se llama descriptores a las descripciones breves de las habilidades que el candidato debe demostrar al alcanzar un determinado nivel; algunos se refieren al total de la prueba, otros son específicos a cada actividad.
¿Por qué los certificados no incluyen los mismos descriptores, si parten de la misma teoría de la lengua y describen el mismo proceso de adquisición? ¿De qué manera las características de los descriptores de dominio se ven reflejadas en los modelos de examen?
La metodología aplicada en nuestra investigación es el análisis descriptivo, cualitativo y contrastivo que implica realizar una interpretación de los datos obtenidos para elaborar una caracterización de los exámenes y sus descriptores. Se seleccionó un modelo de examen CELU, el 115, y un modelo del DELE tomado en 2015. Se buscó equiparar cada actividad, escrita u oral, con el descriptor correspondiente. Asimismo, se consideró al lector de esos descriptores, es decir, a quiénes están dirigidos: evaluadores, docentes, candidatos.
Según los datos, los exámenes DELE y CELU, aun cuando se inscriben bajo enfoques comunicativos, son diferentes en su concepción y en su constructo. El CELU, tanto en sus especificaciones como en lo que se le propone al candidato y en la expectativa del evaluador al corregir, mide el desempeño en ELE: los enunciados son producidos por alguien con un papel específico en una situación comunicativa específica, dirigidos a interlocutores con propósitos específicos. Cada examen consta de una sola prueba que integra las habilidades orales y escritas, que propone al candidato tareas que simulan lo que se hace en la vida real con fines profesionales o académicos. Subyace la teoría de género discursivo de Mijaíl Bajtín y autores posteriores.Por su parte, el DELE mide el nivel de dominio a través de las competencias comunicativasdescriptas en los Niveles de Referencia para el Español (NRE), niveles específicos para nuestra lengua que respetan los lineamientos del Marco Común Europeo de Referencia (MCER), estándar que busca medir el nivel de comprensión y expresión oral y escrita de cualquier lengua europea. Hemos podido establecer que ambos exámenes tienen un alto grado de consistencia entre el descriptor correspondiente y las muestras seleccionadas.

Palabras clave

Español; ELE; CELU; DELE; Descriptores

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.