Elaboración de silo de raíz de mandioca (manihot sculenta) como fuente alternativa de energía para la elaboración de dietas de cerdos

Horacio Koslowski

Resumen

La producción porcina en la región Noreste de la Argentina presenta la desventaja de que los principales ingredientes para la alimentación no se producen en la zona, lo que genera un costo adicional. Existen fuentes alternativas con ventajas agroecológicas, de alta eficacia biológica y con baja demanda de insumos, que se producen con tecnologías simples y con adecuados rendimientos de biomasa. Si bien estas fuentes alternativas pueden presentar ciertas limitaciones nutricionales, mediante un balance adecuado de nutrimentos pueden sustituir adecuadamente las fuentes de energía y proteína tradicionales en la dieta de los cerdos.
Las raíces de mandioca, por su alto nivel de energía, podrían significar un recurso energético alternativo. Sin embargo, su alto nivel de humedad dificulta la conservación de estas raíces, por lo que es necesario buscar métodos que permitan conservar y así programar su utilización a lo largo del año sin detrimento de sus cualidades nutricionales y organolépticas. El proceso de ensilaje, consistente en cambios químicos mediante una fermentación anaeróbica con descenso del pH, permite preservar el alimento de manera económica, segura y fácil, con un bajo requerimiento tecnológico al alcance de los pequeños productores. El objetivo fue evaluar el nivel energético, midiendo las megacalorías de energía digestible por kilogramo (Mcal/ED/kg) de silo obtenido a partir de diferentes tratamientos o procesos de ensilaje, utilizando mandioca como fuente energética. Para ello se realizaron microsilos empleando caños de PVC, en los cuales se introdujo el material a evaluar. Se realizaron cuatro tratamientos: T1: raíz de mandioca; T2: parte aérea de la planta de mandioca (hojas, pecíolos y tercio superior del tallo); T3: 66% de raíz y 33% de parte aérea de mandioca; T4: 33% de raíz y 66% de parte aérea de mandioca. Si bien se considera que a los 30 días los silos ya se encuentran estabilizados, para evaluar su preservación a lo largo del tiempo, se procedió a su apertura a los 10 meses de ensilados, y se tomaron muestras de su contenido para analizar. Como resultado se obtuvo lo siguiente: T1: 3,76 Mcal/ED/kg; T2: 2,35 Mcal/ED/kg; T3: 3,60 Mcal/ED/kg; T4: 3,07 Mcal/ED/kg. Estos resultados permiten observar que, a excepción del silo de parte aérea, los demás tratamientos presentan valores energéticos que permitirían su inclusión en la dieta de los cerdos como componente energético.

Palabras clave

Energía; Alimentos alternativos; Ensilado; Mandioca.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.