El aprendizaje de una lengua entre la prosodia y la pragmática

María Emilia Pandolfi[1]*

Instituto Superior del Profesorado «Dr. Joaquín V. González»

Universidad de Buenos Aires

Universidad del Salvador

Argentina

Marco Luccón[2]**

Universidad del Salvador

Argentina

Natalia Profiti[3]***

Instituto Superior del Profesorado «Dr. Joaquín V. González»

Universidad del Salvador

Argentina

Gisela Vommaro[4]****

Universidad de Buenos Aires

Universidad del Salvador

Argentina

Resumen

Como es sabido, el estudio de la entonación de una lengua en programas de profesorado, traductorado e interpretación es de suma importancia, ya que al significado de los enunciados la entonación le añade otros significados que se expresan por medio de la prosodia. Este entramado de significados tiene su origen en la interfaz entre prosodia y pragmática. La teoría de la relevancia y la de la polifonía aportan –a nuestro entender– un marco conceptual pertinente para el análisis de estos múltiples mensajes. Por medio del análisis de enunciados que denotan evidencialidad, el presente ensayo pretende repasar de manera no exhaustiva este marco teórico, esbozar las primeras reflexiones preliminares a la luz de estos conceptos, y destacar la importancia del estudio de la entonación.

Palabras clave: entonación, pragmática, relevancia, polifonía, evidencialidad.

Abstract

It is well known that the study of the intonation of a language in teaching, translation and interpreting programs is of utmost importance, since intonation adds other meanings that are expressed through prosody. This network of meanings has its origin in the interface between prosody and pragmatics. The theory of relevance and polyphony provide –in our opinion– a relevant conceptual framework for the analysis of these multiple messages. By means of the analysis of statements that denote evidentiality, the present essay intends to review this theoretical framework in a non-exhaustive way, outline the first preliminary reflections in the light of these concepts, and highlight the importance of the study of intonation.

Keywords: intonation, pragmatics, relevance, polyphony, evidentiality.

Fecha de recepción: 18-02-20. Fecha de aceptación: 14-10-20.

Nota de los autores: el presente ensayo fue escrito en el marco del proyecto de investigación «Entre la pragmática y la entonación. Reflexión contrastiva e italiano y español» (VRID 1881), del Instituto de Investigación en Lenguas Modernas de la Universidad del Salvador.

Lo que decimos y lo que queremos decir

Como es sabido, en un contexto de interacción verbal, el éxito de la comunicación radica en la confluencia de varios factores que exceden el mero conocimiento de una lengua. Se ponen en juego, además de la dimensión lingüística de base, un código paralingüístico, relacionado con la intencionalidad y las emociones, y otro extralingüístico, caracterizado por la presencia de los elementos contextuales.

Mucho de lo que se dice no emerge solamente del valor de las palabras y de la combinación de estas. El interlocutor recibe un mensaje que deberá poder leer e interpretar a partir de otros paradigmas. Entre estos destacamos la entonación, que aporta una información que muchas veces va más allá del contenido proposicional y con la cual transmitimos lo que las palabras no siempre dicen o incluso lo opuesto de lo que las palabras significan.

Interpretar el significado transmitido a través de la entonación requiere no solo un cierto conocimiento de las estructuras prosódicas, sino que depende también de la percepción y la comprensión de estas a la luz de los condicionamientos del contexto comunicativo. Un enunciado no será interpretado de la misma manera en un contexto formal que informal. Es aquí donde es pertinente otro tipo de conocimiento relacionado con el uso de la lengua en la comunicación, cuyos principios son estudiados por la pragmática. Esta es una disciplina que se ocupa de «las condiciones que determinan tanto el empleo de un enunciado concreto por parte de un hablante concreto en una situación comunicativa concreta como su interpretación por parte del destinatario» (Escandell Vidal, 1996, p. 14). Es decir, la pragmática considera fundamentales los factores extralingüísticos en la interpretación de un enunciado.

La interdependencia entre prosodia y pragmática está signada por la unicidad del hablante que solo puede interpretar la información segmental y suprasegmental de un enunciado desde su situación comunicativa concreta. Por tal motivo, decimos que no es posible estudiar la entonación sin la pragmática y viceversa. «Si la pragmática tiene como objetivo identificar los principios generales que determinan el funcionamiento de la interacción verbal, uno de sus cometidos ha de ser el de explicar de qué modo la prosodia interviene en la interpretación» (Escandell Vidal, 2011).

¿Por qué estudiar la entonación de una lengua cuando se estudia una lengua extranjera?

Estudiar una lengua significa no solo estudiar una gramática y un léxico, sino también las estructuras prosódicas que la caracterizan. Esto no siempre se tiene en cuenta en los ámbitos de estudio. Pensamos ahora, sobre todo, en la realidad de la enseñanza del italiano como lengua extranjera, aunque esto bien podría valer para otras lenguas. Nos detenemos demasiado en los aspectos gramaticales, lexicales y hasta segmentales de la fonología, pero nos dedicamos poco al campo de la entonación y de sus efectos pragmáticos. Basta ver los manuales para la enseñanza de las lenguas para dar cuenta de esta situación.

Estudiar la entonación de una lengua no es solamente conocer el paradigma lingüístico de determinados contornos melódicos. Entre sus varias funciones, la entonación organiza el texto como unidad de comunicación, lo afirma como tal y lo unifica otorgándole coherencia. Además, la entonación está asociada a la modalidad oracional y al acto de habla y, por lo tanto, es portadora de un trasfondo ilocutivo. La entonación define los turnos de conversación regulando el intercambio, tiene un valor demarcativo –pues define el fraseo de un enunciado– y proporciona información sociolingüística.

Cuando se estudia una lengua, no siempre se toman en cuenta todas estas funciones de la entonación, que confirman la interdependencia entre el plano prosódico y el pragmático. No incluirlas como parte de la enseñanza del idioma es -a nuestro entender- un error si lo que queremos es acercarnos lo mejor posible a comprender la lengua en sus múltiples dimensiones de significado.

Entre la prosodia y la pragmática: la evidencialidad

Despertó en nosotros particular interés un tipo de enunciado que el hablante utiliza en respuesta a una situación que considera obvia y que puede no serlo para el interlocutor. Se trata de enunciados que denotan evidencialidad u obviedad.

El fenómeno de la evidencialidad ha sido estudiado en varias lenguas a partir de los aportes de la pragmática. Se trata de enunciados que guardan correferencialidad en relación con enunciados precedentes o bien están caracterizados por deicticidad ya que los marcadores evidenciales remiten al contexto extralingüístico (Wachtmeister Bermúdez, 2005). Podemos hablar de una evidencialidad directa y otra indirecta (cfr. Aikhenvald, 2004; García Negroni, 2016). La primera es aquella por la cual el hablante adquiere información a través de sus sentidos, por ejemplo:

- ¿Qué le ponés? (mirando lo que está poniendo a la preparación)

- ¡Naranjas! (dando por descontado que salta a la vista).

La evidencialidad indirecta, en cambio, es el resultado de una inferencia que obliga a recuperar un marco de discurso a través de un mecanismo inferencial. Por ejemplo:

(pareja en un auto, él al volante manejando a mucha velocidad)

- Te veo un poco tensa.

- Estás corriendo.

Si se es imprudente con la velocidad en la conducción de un auto se suscita tensión en el acompañante. La evidencia es indirecta porque se infiere la causa (la velocidad) a partir de la tensión.

Esta clasificación es relativa e intenta solo ordenar los enunciados operativamente porque, en realidad, en toda situación evidencial siempre hay un punto de partida sensorial y una elaboración cognitiva inferida a partir de los sentidos.

¿Por qué nos interesó este tipo de enunciado? Trabajando en la formación de profesores, traductores e intérpretes observamos que el espacio dedicado a la oralidad está subordinado muchas veces a la formación en la competencia escrita. La competencia prosódica de nuestros alumnos reproduce los modelos de la L1 y no se apropia de los recursos que la entonación activa en la L2/LE. En efecto, los significados que cada lengua asigna a los diferentes patrones entonativos constituyen un potencial comunicativo propio de cada lengua- cultura que el hablante debería poder utilizar según los contextos.

Los enunciados evidenciales son particularmente característicos del habla coloquial y se encuadran, en la mayoría de los casos, en contextos donde el componente de la cortesía aparece disminuido. Formar al estudiante en una plena competencia comunicativa es ante todo prepararlo para el manejo adecuado de la interacción en la cual el funcionamiento de la cortesía rige la distancia interrelacional. En los enunciados evidenciales, el hablante contradice –de manera no siempre formal y amable– lo que el interlocutor cree. La entonación del enunciado es el recurso directamente relacionado con la faceta interpersonal. Y será la pragmática con los estudios sobre la cortesía (Lakoff, 1973; Leech, 1983; Grice, 1967; Brown & Levinson, 1987) la que demostrará cómo la entonación es una estrategia privilegiada para la regulación de esta función social.

En algunas lenguas, la evidencialidad está gramaticalizada, es decir, está codificada lingüísticamente. En otras, como el italiano y el español, se manifiesta muchas veces a través de recursos verbales: conectores o expresiones que explicitan lexicalmente tal valor. Pero otras veces es la entonación la que da cuenta de la evidencialidad, prescindiendo de indicios puramente verbales o bien reemplazándolos. Este campo es un ejemplo concreto en el que prosodia y pragmática se complementan y se justifican mutuamente y donde la interpretación del enunciado acontece desde la inferencia pragmática realizada a partir de las variaciones de la curva de entonación.

Teoría de la relevancia y teoría de la polifonía

La teoría de la relevancia es uno de los modelos más influyentes entre los estudios pragmáticos y su aporte ilumina considerablemente el estudio del fenómeno que nos ocupa. Enunciada por Sperber & Wilson (1986), se encuadra dentro de las teorías que sostienen que la comunicación humana no es simplemente codificar y decodificar información. El objetivo de este modelo es ofrecer un mecanismo deductivo explícito que dé cuenta de los procesos que transitan entre el significado literal y su interpretación.

Los autores de esta teoría sostienen la existencia de dos tipos de procedimientos cognitivos en la interpretación de los significados: uno basado en la relación entre codificación y decodificación y otro basado en la relación entre ostensión e inferencia. Se considera ostensivo un comportamiento o un enunciado que manifiesta la intención de hacer manifiesto algo. La inferencia es el proceso por el cual se otorga validez a un supuesto sobre la base de otro supuesto. Así, en un enunciado evidencial, por un lado, se ostenta un determinado contorno entonativo que manifiesta que su significado excede al contenido proposicional. Por el otro, aquello que se enuncia debería inferirse como válido a partir de algo dado por válido anteriormente. La interpretación de esta validez por parte del interlocutor es lo que hace que un enunciado evidencial se realice con éxito produciendo efectos contextuales. Veamos un ejemplo, extraído de una publicidad argentina de un banco:

Mirá cómo te cambia la cara. ¡Volvés con diez años menos!

El segundo enunciado constituye la evidencia de lo dicho en el primero. Está emitido con una curva enfática que manifiesta su significado: la persona no se vuelve más joven, sino que el cambio de la cara expresado en la primera emisión es el supuesto que permitirá la validez de la segunda emisión. Si se da por válido el cambio de cara, es evidente que la persona se verá más joven y la publicidad habrá alcanzado su objetivo de convencer y vender.

Codificación y decodificación, como así también ostensión e inferencia, son interdependientes, pero al mismo tiempo pueden guardar independencia. Muchas veces el estímulo al que se remite no está verbalizado –como en el caso del ejemplo– sino solamente presente en el contexto.

Otra de las teorías pragmáticas relevantes para el análisis de los enunciados en cuestión es la de la polifonía. Esta ha sido desarrollada teóricamente desde diferentes perspectivas: el plurilingüismo dialogizante propuesto por Bajtín en el marco de estudios sobre narratología y teoría literaria; la polifonía lingüística introducida por Ducrot, relacionada con la teoría de la argumentación; y la polifonía lingüística escandinava de Nolke, Flottum y Norén, que intentaba dar cuenta tanto de la polifonía de los enunciados como de los textos conformados por estos.

Según la teoría de Bajtín, la lengua está estratificada en un plurilingüismo complejo, es decir, en todo enunciado existe un juego polifónico ya que en él confluyen diferentes voces y puntos de vista. La relación entre las palabras y los objetos o entre las palabras y los sujetos que las emiten está mediada por las palabras ajenas que transmiten a su vez otros puntos de vista con los cuales el locutor puede identificarse o de los cuales puede distanciarse. El juego polifónico consiste, entonces, en introducir de manera velada en el propio discurso el discurso ajeno eliminando toda marca de discurso referido.

Partiendo de los estudios bajtinianos, Ducrot cuestiona la unicidad del sujeto enunciador –cuya intención comunicativa se supone siempre consciente y voluntaria y cuyo mensaje es recuperado sin ningún tipo de conflicto por parte del receptor– y propone, en primer lugar, una distinción entre sujeto empírico –el autor, quien produce efectivamente el enunciado– y locutor –el responsable del acto de enunciación. En segundo lugar, Ducrot afirma que ciertos enunciados presentan una pluralidad de puntos de vista; y, en tercer lugar, postula que el sentido del enunciado refleja la adhesión o distanciamiento del locutor respecto del punto de vista que transmite. Como sostiene Puig (2004), «la concepción polifónica permite, pues, sacar a relucir cómo la descripción de un enunciado puede consistir en una puesta en escena teatral, de diálogo o de polémica entre diversos protagonistas, uno de los cuales es el locutor».

La teoría escandinava de la polifonía lingüística, por su parte, busca interpretar polifónicamente los textos basándose en la noción de puntos de vista, definidos como entidades semánticas compuestas de un origen, un juicio y un contenido. Entre los puntos de vista que todo enunciado vehicula y los seres discursivos que los originan existen diferentes lazos enunciativos que pueden ponerse de manifiesto no solo a través de marcas lingüísticas, sino también a través de elementos suprasegmentales de la lengua, como la entonación. Veamos el siguiente ejemplo:

Devo averti passato il foglio sbagliato, sai? Ho la testa tra le nuvole…

Te debo haber pasado otra hoja. Tengo la cabeza en la luna…

(lit. Te debo haber pasado la hoja equivocada, ¿sabés? Tengo la cabeza entre las nubes…)

El segundo enunciado establece con el primero un lazo semántico-pragmático argumentativo: el hecho de estar en las nubes es la causa de haberle pasado al compañero la hoja equivocada para que se copiara en el examen. La voz con la que está dialogando este enunciado es aquella que dice que un buen compañero pasaría la hoja correcta. El movimiento tonal del último enunciado no es descendente y esto pone de manifiesto que el discurso no ha concluido, sino que quien escucha debe recuperar aquella voz dialógica.

A la luz de la teoría de la polifonía y según los ejemplos analizados, podemos concluir que el sujeto enunciador es exterior al sentido, pues este no es otra cosa que un conjunto de discursos evocados en un mismo enunciado, la superposición de los distintos puntos de vista y del posicionamiento subjetivo del locutor frente a ellos.

Conclusiones

En este artículo nos hemos propuesto esbozar un análisis de lo que se dice más allá del valor de las palabras. En este sentido, la entonación juega un rol fundamental, ya que es a través de esta que los hablantes modifican, recortan y/o agregan información al mensaje que quieren comunicar. Para indagar en esta interfaz entre prosodia y pragmática nos hemos servido tanto de la teoría de la relevancia como de la teoría de la polifonía, puesto que el análisis del significado de los enunciados solo es posible teniendo en cuenta el contexto comunicativo y sus condicionamientos. Precisamente por esto es que hablamos de una dimensión polifónica de la evidencialidad. Queda claro que los planos prosódico y pragmático no pueden separarse en un análisis como el que aquí proponemos. Los enunciados evidenciales de los que en este artículo nos ocupamos son un ejemplo de la relación intrínseca entre entonación y pragmática, ya que es la curva de entonación la que los distingue de los simples enunciados asertivos. Es por ello que sostenemos que no es posible estudiar una lengua extranjera sin tener en cuenta los efectos pragmáticos de los niveles fonológicos suprasegmentales en la comprensión de un enunciado.

Referencias

Aikhenvald, A. (2004). Evidentiality. Oxford: Oxford University Press.

Escandell-Vidal, M. V. (1996). Introducción a la Pragmática. Barcelona: Ariel

Escandell-Vidal, M. V. (2011). “Prosodia y Pragmática”. Studies in Hispanic and Lusophone Linguistics. Recuperado de https://www.researchgate.net/publication/276905206_Prosodia_
y_pragmatica

García Negroni, M. M. (2017). El enfoque dialógico de la argumentación y la polifonía, puntos de vista evidenciales y puntos de vista alusivos. Recuperado de https://www.researchgate.net/
publication/322963017

Puig, L. (2004). Polifonía lingüística y polifonía narrativa. Acta Poética, 25(2), 377-417. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/pdf/ap/v25n2/v25n2a14.pdf

Sperber, D. & Wilson, D. (1994). La relevancia: comunicación y procesos cognitivos. Madrid: Visor.

Wachtmeister Bermúdez, F. (2005). Evidencialidad. La codificación lingüística del punto de vista. Estocolmo: Stockholm University.


[1]* Profesora Nacional de Italiano por el Instituto Superior del Profesorado «Joaquín V. González». Magíster en Didáctica de la Lengua y Cultura Italiana como Lengua Extranjera y Magíster en Formación de Formadores por la

Universidad de Venecia. Investigadora de la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad del Salvador. Correo electrónico: mariaemiliapandolfi@gmail.com

[2]** Licenciado en Lengua Inglesa por la Universidad del Salvador (USAL). Profesor en Lengua Inglesa por la USAL. Maestrando en Educación por la Universidad de San Andrés. Investigador de la Escuela de Lenguas Modernas de la USAL. Correo electrónico: marco.luccon@usal.edu.ar

[3]*** Profesora de Lengua Italiana por el Instituto Superior del Profesorado «Dr. Joaquín V. González». Profesora de Fonética Italiana en la carrera de Traductorado Público de la Universidad del Salvador (USAL) y de Pronunciación del Italiano en la carrera de Locutor Nacional de la Universidad de La Matanza. Investigadora de la Escuela de Lenguas Modernas de la USAL. Correo electrónico: natalia.profiti@gmail.com

[4]**** Profesora de Letras Clásicas, graduada de la Universidad de Buenos Aires. Profesora de Lengua Italiana por el Instituto Superior del Profesorado «Dr. Joaquín V. González». Investigadora de la Escuela de Lenguas Modernas de la Universidad del Salvador. Correo electrónico: giselavommaro@gmail.com

Ideas, VI, 6 (2020), pp. 1-6

© Universidad del Salvador. Escuela de Lenguas Modernas. Instituto de Investigación en Lenguas Modernas. ISSN 2469-0899

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.