Huellas orales en papel

Huellas en Papel VIII / No.13 (2020)


FELIPE, UN BIBLIOTECARIO POLACO.

Entrevista al Dr. Hugo Said Alume

El Dr. Hugo Alume es una figura fundamental en la historia de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador. Como Director del Internado Rotatorio, inició, en 1968, por primera vez en el país, la práctica del “tiempo electivo”1 y dirigió una experiencia en medicina rural2; fundó y fue el primer director de la Escuela de Medicina de Postgrado en 1976. Creó la carrera de Cirugía Cardíaca, conducida por el Dr. René Favaloro y la carrera de Oncología Clínica, dirigida por el Dr. Roberto Estévez. En el año 2015, La Prensa Médica Argentina le otorgó el premio Maestros de la Medicina, junto al médico forense Dr. Julio Ravioli, y el Dr. Jorge C. Martínez, ex Decano de la Facultad de Medicina de la USAL.

L.R.: ¿Qué recuerda de la época de la donación de la biblioteca de “los Finochietto” a la USAL?

H.A.: Recuerdo que, junto a los libros, bustos, instrumentos, muebles de la Fundación Finochietto vino también, en la donación, “Felipe, el bibliotecario”. Él era polaco y siguió cumpliendo el horario habitual que hacía con Ricardo Finochietto. El Dr. Uladislao Pérez Elizalde fue el Director de la Biblioteca. El origen de esta donación fue una situación enojosa que tuvo Ricardo en la UBA. Hubo un concurso por la titularidad de la cátedra de cirugía en la Facultad de Medicina, se planteó una competencia académica entre Ricardo Finochietto y Atilio Costa, a quien le dieron la titularidad sin tener el nivel ni la trayectoria que tenía Ricardo, por un arreglo con la gente del Hospital de Clínicas. Entonces Ricardo Finochietto se disgustó con la UBA y donó todo, incluso al polaco Felipe junto con la biblioteca. La recepción de todos los materiales y de Felipe fue en Callao 542, donde estuvo la primera sede de la Facultad de Medicina.
También recuerdo que comenzó a otorgarse el premio “Enrique y Ricardo Finochietto”. El primero que lo ganó fue Hernán Aguilar, y el segundo, el Dr. Molmenti3.

L.R.: ¿Cuáles eran las características de un discípulo de “los Finochietto”?

H.A.: La Escuela Quirúrgica para Graduados del Hospital Rawson basaba su formación de cirujanos en los principios de estudio, puntualidad, trabajo y dedicación. Eso generaba una disciplina y una entrega apasionada. Los “finochiettistas” eran ordenados, sistematizados,eran dibujantes. Dibujaban los tiempos operatorios, reglamentaron las cirugías, las sistematizaron. La iconografía eran esos dibujos, no había otra imagen, no estaba desarrollada la foto como ahora. Disciplina, trabajo, estudio, organización, reglamentación; así formaban discípulos, decían que de un palo hacían un cirujano.

L.R.:¿Qué eran las “sabatinas”?

H.A.: Eran reuniones que organizaba Ricardo Finochietto con los discípulos en su casa, fuera de horario de trabajo. Se comentaban artículos, trabajos; la finalidad era analizar, discutir, programar, evaluar resultados, morbilidades y mortalidades, realizar publicaciones, comentar la bibliografía. También se reunían los domingos. Yo conocí a los cuatro primeros discípulos de los Finochietto: Néstor Turco, Aguilar (jefe de cirugía torácica Hospital Tornú), Héctor Marino (padre de la cirugía estética) y Roberto Garriz. Todos cirujanos destacadísimos.

L.R.:Esos dibujos se ven en los registros del Hospital Rawson…

H.A..:El Hospital Rawson,… ¡qué barbaridad lo que se hizo en la Argentina con este Hospital… El Hospital de Clínicas y Hospital el Rawson: ¡toda la historia de la medicina en la Argentina se resume en esos dos hospitales! José Arce y Enrique Finochietto fueron discípulos de Alejandro Posadas, el primer cirujano, en el mundo, que hizo un drenaje de tórax, llamado el “drenaje de Posadas”. Cuando derriban el Hospital de Clínicas se encuentra un film de la operación del drenaje torácico4 de Posadas. Con el tiempo, Enrique Finochietto y José Arce crearon dos escuelas que rivalizaron a muerte: Hospital de Clínicas (Arce) vs. Hospital Municipal Rawson (Finochietto). Peleados a muerte, y pensar que venían del mismo tronco…

L.R.: Los Finochietto crearon la Escuela de Cirugía,instrumentos…

H.A.: ¡Inventaron cualquier cantidad de instrumentos! Fueron fundamentales para la historia de la cirugía, crearon instrumentos que se usaban para situaciones especiales, para amputaciones por ejemplo. Increíble. Ellos, además,estudiaron y desarrollaron la anatomía de superficie, es decir, el estudio de la estructura del cuerpo humano con sus relieves, la apófisis, el lóbulo, el tímpano. La denominación de las diferentes partes del organismo es la anatomía de superficie. Hay un libro importante de Luis Dellepiane sobre el tema. Fue el primer profesor de Anatomía de la USAL porque en 1955, con la caída de Perón, lo desactivaron. Entonces, Luis Dellepiane creó la cátedra de Anatomía en el Salvador.

L.R.:¿Los “Finochiettistas”, como se llaman ustedes, eran numerosos en la USAL?

H.A.:Ricardo Finochietto fallece el año en el que yo me recibí. Mi maestro fue uno de los cuatro primeros discípulos de la Escuela Finochietto y fue titular de la cátedra de cirugía en la USAL: el Dr. Hernán Aguilar. Los otros tres fueron Héctor Marino, Néstor Turco y Esteban Garré. Luego, viene la segunda camada, entre los que estaba el Dr. Alfonso Albanese. Cuando fundé la Escuela de posgrado en la USAL, convoqué a todos los finochiettistas: Héctor Marino (primer profesor en cirugía plástica y reconstructiva), Alfonso Albanese, Diego Zalabeta, Garriz. También sumamos como profesor a René Favaloro, quien, si bien no había sido discípulo de ellos, iba a las “sabatinas” del Rawson.

Fecha de la entrevista:
18 de septiembre de 2019

___________________________________________________________
1La aplicación del “tiempo electivo” fue una práctica que luego adoptaron todas las Facultades de Medicina: sumado a las rotaciones troncales, se posibilita que el alumno disponga de una rotación con libertad en cuanto a docente, servicio, lugar, especialidad, siempre que demuestre responsabilidad en el uso de su tiempo y dé cauce a su inclinación u orientación.

2 El Dr. Alume creó y dirigió un programa de rotación de medicina rural que fue organizado bajo convenio entre el Departamento de Recursos Humanos e Investigación de la Secretaría de Estado de Salud Pública de la Nación, el Gobierno de Salta y la Universidad del Salvador. El Programa se orientaba a la atención de los indígenas de las márgenes del Río Pilcomayo, con asiento en Tartagal y luego en Aguaray. El programa se inició a fines de la década de los 60, los estudiantes del Internado rotaban cada dos meses y recibían apoyo mensual de profesores que impartían clases de enfermedades infecciosas, parasitológicas, patologías regionales, pediátricas, etc. El traslado de Tartagal a Aguaray, población cercana al límite con Bolivia, afirmó y profundizó el proceso de ayuda y apoyo en plena zona de residencia de las comunidades indígenas. Por cuestiones políticas, el programa fue suspendido en 1972.

3El Dr. Alume recuerda: “Tanto el Dr. Hernan Águilar, profesor titular de cirugía y el Dr Héctor Marino Director de la carrera de especialistas en Cirugía Plástica y Reconstructiva, colaboraron en la convocatoria de los más destacados discípulos, para integrar actividades ligadas a la Biblioteca. Estuvieron presentes los Dres. Oscar Vacarezza, Alfonso Albanese, Diego Zabaleta, José Yoel, Roberto Garriz, Vilanova, Rascovan... Además de los Dres.Aguilar y Marino”. Alume, H. S. (2019). Enrique Finochietto. El separador intercostal a cremallera. Prensa médica argentina, 105(8). 483-486. (N de la Ed.)

4Antes de la demolición del viejo Hospital de Clínicas, revisando un archivo abandonado, el Dr. Florentino Sanguinetti encontró unos rollos de película de 35 mm y creyó reconocer, a simple vista, el rostro del Dr. Posadas, famoso cirujano, operando. Con indescriptible emoción habló con su amigo Guillermo Fernández Jurado, director de la Cinemateca Argentina. De inmediato se procedió a contratipar (copiar para lograr un negativo) el material. Se estimó que la escena estaba filmada por Eugenio Py, en 1899. Este hallazgo tiene varios méritos indudables: es la primera operación quirúrgica filmada en la historia del cine y es, asimismo, la primera película argentina.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.