Glosario de términos técnicos

Calandria: Máquina provista de dos o más cilindros que en las fábricas de papel sirve para la producción de una hoja o lámina de espesor constante. Máquina provista de dos o más rodillos que sirve para glasear el papel.

Colofón: Conjunto de indicaciones que figuraban al final de la última columna de los rollos o volúmenes, con el título de la obra y el número de hojas y de líneas escritas. También, fórmula final de un códice en la que el copista mencionaba el lugar, la fecha, la copia.

Ex libris: Cédula, en general con un grabado artístico, que se pega en el reverso de la tapa de los libros, o en la portadilla, página de derechos, al final de la obra, etc., para indicar el nombre del dueño o el de la biblioteca al que el libro pertenece. Los primeros ex libris que se usaron en los códices se escribían directamente en el colofón.

Fototipia: Grabado fotomecánico que se obtiene por medio de la acción de la luz sobre una placa de cristal cubierta de gelatina con bricomato. Fue ideada en París en 1885 por Alfonso Poitevin (1820-1882). En la Argentina fue el editor Jacobo Peuser, de Buenos Aires, quien imprimió el primer libro argentino por este procedimiento.

Galera: Veáse Galerada

Galerada: Trozo de la composición que se pone en una galera. Ésta última es una tabla guarnecida por tres de sus lados de unos listones con rebajo, en que entra una tablita delgada que se llama volandera: sirve para poner las líneas de letras que va componiendo el oficial cajista, formando con ellas la galerada.

Glasear: Satinar o bruñir el papel, dándole el brillo del glasé.

Ilustración: Véase Obra ilustrada

Impresión planográfica: Procedimiento de impresión en el que se emplean matrices preparadas con seda, nylon o malla de cobre, sobre la cual se pasa un rodillo con la tinta del color que se desea. El adjetivo planográfico deriva de la palabra planograf, neologismo que no tiene registro académico.

Incisa: Véase Letra incisa

Letra incisa: Familia de letra que toma como modelo la letra capital romana utilizada en las inscripciones. Esta familia se inspira en las inscripciones monumentales de la Antigüedad. Consiste en un paloseco, cuerpo de astas que se ensanchan en los extremos a modo de la talla de un cincel. Propio del grabado en piedra, madera o linóleo.

Letra paloseco: Letra de imprenta cuyas astas de grosor uniforme carecen de adornos y de remate.

Linotipia: Máquina de un solo cuerpo que permite realizar la composición (conjunto de líneas, galeradas y páginas) utilizando matrices. Las mismas están dispuestas en almacenes o depósitos (una ranura para cada letra) en la parte superior; cada golpe de tecla dado por el linotipista hace bajar una letra que va a colocarse al lado de la inmediata anterior, disponiéndose para recibir el metal líquido y quedar fundida la línea en un lingote. Hecha y fundida la línea, mediante un ingenioso mecanismo, las matrices, después de eliminar los espacios en forma de cuña, son transportadas a su almacén o caja, y como tienen muescas diferentes, ellas mismas se distribuyen en sus cajetines.

Litografía: Sistema de impresión planográfica, directa o indirecta, para la reproducción de dibujos, escritos o fotografías. Se denomina de esta manera a la reproducción así obtenida. Este sistema, inventado en 1796 por el checo Aloys Senefelder, constaba de piedras calcáreas que reaccionaban ante ciertos ácidos. La impresión se producía en virtud del principio fisicoquímico de rechazo entre el ácido y el agua.

Marca tipográfica: Alegoría, monograma, viñeta o signo convencional que el impresor adoptaba como distintivo o marca comercial, reproduciéndola en la portada, lomo o colofón del libro.

Obra ilustrada: Obra en la que el texto está acompañado de figuras, fotografías, mapas, esquemas, etc., ya sea en el propio cuerpo de la obra, ya fuera del texto, distribuidos a lo largo del volumen o agrupados en uno o más puntos de ella.

Paloseco: Véase Letra paloseco

Papel de seda: Papel muy fino, transparente flexible, que, entre otros usos, se destina a proteger las láminas de algunos libros para evitar su deterioro.

Papel manila: Véase Papel de seda

Papel satinado: Papel con regularidad de superficie, obtenida después de ser sometido a la presión de los rodillos calientes de una calandria satinadora; es indicado para la impresión de libros de textos con grabados. Papel que tiene lustre y tersura.

Rollos de papiro: Conjunto de piezas rectangulares de material flexible situadas una a continuación de la otra por el colado o costura enrollados sobre sí mismas o entorno a un eje, que servía de soporte para la escritura. Manuscrito de tiras de papiro o pergamino. Su origen se sitúa en torno al año 2400 a.C., y aunque ya raro en la Edad Media perdura en documentos eclesiásticos hasta el siglo XIV y para los tribunales seculares hasta el siglo XV.

Serifa: Cada uno de los pequeños remates puntiagudos que adornan los finales de los rasgos principales de los caracteres de algunas fuentes tipográficas. También se llama remate o gracia.

Tipógrafo: Operario que practica el procedimiento de impresión con formas de moldes cuyos motivos impresos están en relieve.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


http://www.bibliotecausal.org.ar/public/site/images/lilianarega/88x31_88

Los trabajos publicados en esta revista están bajo licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 2.5 Argentina.

Huellas en papel. ISSN en línea 2314-0631. Red de Bibliotecas de la Universidad del Salvador. Av. Córdoba 1601 - 1er piso (C1055AAG), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. (54-11) 6074-0390. lrega@usal.edu.ar