Patrones socioculturales de violencia en la comunidad educativa

 

Alumnas: Josefina Badano y Julieta López
Facultad de Psicología y Psicopedagogía
Universidad del Salvador

 

Violencia y escuela

Los actos violentos están sujetos a las reglas que rigen el sistema de relaciones interpersonales donde las emociones, los sentimientos y los aspectos cognitivos están presentes configurando parte del mismo ámbito educativo. Asimismo, dichos actos, están ligados a las situaciones familiares de cada alumno/a, al ámbito escolar y al contexto sociocultural y económico marco que los abarca.

La violencia es una acción ejercida por una o varias personas en donde se somete de manera intencional al maltrato, presión, sufrimiento, manipulación u otra acción que atente contra la integridad tanto física como psicológica y moral de cualquier persona o grupo social.

El desarrollo de diversas sociedades, no ha sabido modificar el nacimiento y consolidación de conductas violentas en la cultura contemporánea. Más aún, la agudización de las desigualdades económicas y de perspectiva de crecimiento han funcionado como trampolín de la misma. Al verse incrementado la inequidad de los recursos ( lo que se refleja en ira y depresión), se generan y multiplican sentimientos de frustración que se transforman en violencia.

Cabe destacar que también se considera como violencia el maltrato, el sufrimiento físico y mental, la manipulación de las personas, la seducción, la exclusión social, la crítica destructiva, el desprecio, el abandono y los insultos, entre otros.

 

Las formas de la violencia

  • Violencia Física: se relaciona con el uso de la fuerza humana para deteriorar las condiciones de otro ser, objeto o si mismo, abarcando golpes, cachetadas, empujones, patadas, heridas por armas de fuego, blancas y todas aquellas acciones que van en detrimento de la vida.
  • Violencia verbal y emocional: son todos aquellos actos en los que una persona lastima psicológica y emocionalmente a otra, por medio de agresiones, gritos, desprecio, insultos, mentiras, irrespeto de la privacidad, irrespeto a sus creencias e ideas, comentarios sarcásticos y burlas que exponen la víctima al público. Incluye expresiones como: "eres un inútil" o "no servís para nada".
  • Violencia sexual: abarca desde los ataques sexuales directos como violación, hasta la incitación a realizar actos de índole sexual sin el consentimiento de la otra persona, pasando por la violencia verbal dirigida al sexo, piropos obscenos, propuestas indecentes, entre otras.

 

Sectores especialmente amenazados

Los grupos sociales más propensos a ser víctimas de la violencia, son aquellos que física o mentalmente están en desventaja, mujeres, niños, ancianos, enfermos mentales, minorías políticas y religiosas. Sin embargo, ninguna persona está exenta de la violencia. Los hombres jóvenes por su parte, son los más expuestos a enfrentamientos armados, violencia callejera y desajustes sociales, ejerciendo muchas veces, aunque no necesariamente, el papel de victimarios en los distintos escenarios en donde se desarrolla la violencia.

 

Investigación

El trabajo realizado consistió en la realización de una investigación con el propósito de identificar patrones socioculturales de violencia en la comunidad educativa dentro del ámbito del Practicum de la materia de Psicología Sanitaria de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad del Salvador a cargo de los profesores M. Verónica Brasesco y Roberto Canay.

El estudio, de carácter inductivo, tuvo como objetivo continuar con un eje de profundización en el tema iniciado el año pasado en la escuela "La Banderita" de la zona de Barracas donde asiste la comunidad de la villa 21 y 24 con un alto nivel de NBI.

Durante el presente año, las entrevistas se realizaron en la escuela Santa Maria de los Ángeles del barrio de Núñez donde asiste una comunidad con un nivel socioeconómico entre medio y medio alto. El objetivo del trabajo fue realizar un diagnóstico de situación de la comunidad elegida como área programática e identificar los problemas ocasionados por la violencia en la población de referencia.

La violencia escolar es hoy un problema de todos. Es primordial tener un diagnóstico sobre cómo se da este fenómeno en la escuela, entre quienes se da y de qué manera interviene la escuela.

El instrumento de recolección de datos fue una entrevista semiestructurada dirigida a docentes y preceptores de una institución escolar con el fin de identificar patrones socioculturales vinculados con la violencia: ¿qué se entiende por violencia?; especificar sus grados, causas; intervenciones ante esta problemática y propuestas administradas a solucionarla.

El instrumento fue aplicado a 9 maestros y 3 preceptores, también fue entrevistada la quiosquera.

 

Resultados obtenidos

A partir del análisis de carácter cualitativo realizado sobre las entrevistas, se llega a las siguientes conclusiones:

Este tipo de valoración "neutra" de los actos de violencia por parte de los docentes se podría interpretar como un epifenómeno de la crisis de valores que impera hoy en día, y que no deja fuera ningún miembro de la sociedad (docentes incluidos) sean éstos concientes o no del fenómeno.

La mayoría de los entrevistados atribuye esta crisis de valores a los alumnos, pero se resisten a creer que ellos forman parte de esta crisis. La focalizan en los jóvenes pero independientemente de la institución, sin pensar que ellos forman parte de la misma.

  • los entrevistados poseen concepciones diversas sobre el término violencia y sobre su existencia, prevalencia y relevancia dentro de la institución educativa. Ejemplo de esto es la minimización del fenómeno. Cuando se les pregunta si existe violencia en su lugar de trabajo, estos hacen alusión a algunas acciones realizadas por los alumnos pero que distan de ser consideradas verdaderamente violentas. Para los entrevistadores dichas acciones se consideran violentas; ejemplo de esto son las manifestaciones verbales de violencia: "se dicen boludo todo el tiempo, pero esto ya forma parte de su manera de hablar" o "no son chicos violentos, algunos tienen más carácter que otros".
  • Entre los casos de violencia escolar relevados por los docentes y preceptores, la misma es protagonizada por los alumnos y exclusivamente entre ellos. Sólo recordaban que se produjo en una oportunidad un episodio de violencia entre un alumno y un profesor, pero visto esto como un hecho aislado. Mencionaron diferentes grados de violencia, desde la verbal hasta la física. Con respecto a la primera mencionaron la burla, la falta de respecto y los insultos. Esto como un hecho natural y sin relevancia alguna (naturalización de la violencia). Con respecto al segundo tipo de violencia, mencionaron el hecho de arrojar tizas, objetos hasta la violencia ejercida por medio del golpe. Aquí se observa algo muy llamativo: la mujer actualmente también es partícipe de este modo de violencia antes impensada, naturalizándose de esta manera la violencia física entre ellas. Los entrevistados relatan que las alumnas resuelven los conflictos entre ellas a través de "agarrarse a piñas" fuera de la escuela para evitar sanciones, de la misma manera que lo hacen sus compañeros varones. Este nueva forma de manifestación de la violencia social denota una homogenización del fenómeno donde los "arcaicos" estereotipos de masculinidad parecen haberse naturalizado como propios y adecuados para los dos sexos.

En la actualidad la violencia puede provenir de factores como: condiciones de hacinamiento, desempleo, condiciones sociales deplorables, pérdida de valores morales, frustraciones, marginalidad, descontento social, entre otros.

En orden de importancia, las causas atribuidas a este fenómeno por los entrevistados fueron las siguientes: CRISIS DE VALORES (falta de autoridad de los adultos y de respeto hacia el otro, el no cuidado de la intimidad, y la falta de límites entre el marco público y el privado, etc.), CRISIS SOCIO-ECONÓMICA, en dónde las familias se encuentran disgregadas y surgen enfermedades tal como la depresión, que lleva a que los jóvenes no encuentren en su familia nuclear un marco de contención y de referencia en el cual identificarse, que se vean expuestos a situaciones que van más allá de su propia capacidad de asimilación y resolución.

Los docentes también hicieron alusión a la influencia de los medios televisivos: refirieron que los mismos no permiten una mediatización de los estímulos agresivos recibidos ni parecen ser concientes de los modelos psicosociales de relación que promueven.

Cientos de estudios sobre los efectos de la violencia en la TV. en niños y adolescentes han encontrado que estos pueden:

  • volverse "inmunes" al horror de la violencia.
  • gradualmente aceptar la violencia como un modo de resolver problemas.
  • imitar la violencia que observan en la TV. (hecho que sucedió hace pocos días en un colegio del Gran Buenos Aires, al imitar un episodio de violencia física mostrado en un programa de TV. en donde se cortaban con vidrios).
  • identificarse con ciertos caracteres ya sean victimas o agresores*.

* American Academy of Child and Adolescent Psychiatry -ACPA-.

En este orden de cosas, los jóvenes intentan resolver los conflictos de una manera impulsiva, por medio de una acción no mediatizada por el pensamiento, sino más bien con conductas de tipo acting out.

Ante el deterioro social que se manifiesta en la comunidad y las propias familias, los jóvenes no encuentran en estos un marco de referencia ni de pertenencia que le brinde identidad y seguridad. Es por ello que se refugian haciendo propios modelos identificatorios pertenecientes a sectores marginales, difundidos masivamente y con mayor poder de dar identidad.

La escuela no esta al margen de la comunidad y por ello es que también sufre el impacto de lo que sucede cotidianamente en el barrio, en las familias y en los medios de comunicación.

Los jóvenes de clase media y media alta, actualmente se relacionan con grupos externos a la escuela pertenecientes a sectores marginales, con altos niveles de NBI (necesidades básicas insatisfechas) que ofrecen grupos de pertenencia con niveles más altos de cohesión y "soluciones violentas" para la resolución de conflictos que se suscitan dentro y fuera del ámbito escolar. Por ejemplo, un conflicto entre compañeros se resuelve a través del enfrentamiento de las "barras" de cada uno de ellos. Dichas "barras" están constituidas por amigos de la villa.

Los docentes aseguran que ante los hechos de violencia, intentan en primera instancia promover una resolución de los conflictos relacionales intra-escolares de manera no violenta, mediatizada por la palabra y el dialogo (observación oral: advertencia). En una oportunidad se le pidió a un alumno que escribiera una reflexión acerca de lo sucedido y evaluara conciente y responsablemente su accionar. De esta manera el alumno pudo expresar sentimientos y pensamientos que de otra forma no hubiera podido.

Se implementan luego, sanciones más severas; la observación escrita por ejemplo en la cual se cita a los padres y se les hace firmar un acta de lo sucedido. Cuando se repite por tercera vez esta observación escrita se decide la suspensión del alumno. En esta instancia intervienen las autoridades superiores de la escuela. La sanción más grave es la retención de matrícula para el año siguiente.

 

Conclusiones y propuestas

De acuerdo con lo analizado creemos importante resaltar el fenómeno que se observa con mayor preponderancia en estos últimos años: la naturalización de la violencia y especialmente la violencia verbal que tiñe todas las relaciones interpersonales de nuestra sociedad. Es importante destacar que hoy en día la violencia física no excluye al sexo femenino sino que cada vez es mas frecuente en él. Esto se debe a la homogenización de conductas que actualmente existen entre ambos sexos.

También es importante mencionar los recursos que utilizan los jóvenes para resolver los conflictos que se suscitan dentro del ámbito escolar, buscando respuesta a estos en sectores marginales que les brindan un marco de contención y referencia que no hallan en la escuela ni en sus hogares, ya que hoy en día tienen mayor poder para dar identidad en esta sociedad tan lábil.

Los docentes atribuyen a la violencia que se da dentro de la institución como propia y exclusiva de los alumnos, mientras que este es un fenómeno que atañe a la sociedad en general incluida la institución escolar junto con los docentes y miembros de la comunidad educativa, así como también a los alumnos.

De acuerdo con lo concluido creemos importante realizar intervenciones que apunten a trabajar de modo preventivo los fenómenos existentes en esta institución en particular y de esta manera abarcaremos situaciones que se manifiestan en la comunidad educativa en general.

  • Talleres destinados a los docentes para la reflexión y concientización del fenómeno de la violencia. Aquí se apuntaría a definir el término violencia en todas sus dimensiones. También se haría hincapié en el hecho de que la sociedad en general, incluidos ellos como promotores necesarios para la salud y educación, se encuentra atravesada por este fenómeno.
  • Trabajar con los alumnos tomando en cuenta las características evolutivos de estos reduciendo condiciones de riesgo, desarrollando condiciones protectoras, fomentando los derechos humanos favoreciendo una identidad basada en la tolerancia y el rechazo a la violencia. Brindaríamos herramientas para que aprendan a detectar y a combatir los problemas que conducen a la violencia y a la intolerancia.
  • Generar un marco de prevención y participación de los jóvenes como medio de abordar el problema de los comportamientos inadaptados, fomentando la convivencia, solidaridad, cooperación, y valores que favorezcan al desarrollo integral de los mismos.
  • Trabajar con los padres tratando de buscar soluciones comunes relativas a los conflictos por los que atraviesan los jóvenes.
  • Trabajar con la comunidad educativa en su conjunto para que sean tomadas en cuenta las mismas pautas y objetivos a trabajar en los distintos ámbitos.

 

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


http://www.bibliotecausal.org.ar/public/site/images/lilianarega/88x31_88

Los trabajos publicados en esta revista están bajo licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 2.5 Argentina.

Psicología y Psicopedagogía. ISSN en línea 1515-1182. Instituto de Investigaciones Psicológicas, Facultad de Psicología y Psicopedagogía. Universidad del Salvador. Marcelo T. de Alvear 1312 (C1058AAV), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Tel. (54-11) 4813-3400. revistapyp@usal.edu.ar